Los bloqueos de gasolineras como parte de las protestas contra el gasolinazo se extendieron de la Ciudad de México al municipio de Tlalnepantla, en donde un grupo de personas tomó una estación de carga en Valle Dorado.

Con carteles, los manifestantes pidieron a los automovilistas y transeúntes “apagar la televisión y prender la mente”, además de que expresar sus deseos de que “muera el mal gobierno”, y por supuesto, “no al gasolinazo”.

Primeros reportes indican que se trata de habitantes ajenos al fraccionamiento de Tlalnepantla, aunque su bloqueo fue apoyado por varios conductores quienes al pasar por el punto tocaron el claxon.