En algunas colonias de Naucalpan, como el Molinito los choferes de camiones de reparto de empresas de comestibles como Jumex,

Sabritas, Lala, Alpura y Pepsi-Cola, enfrentan un problema de extorsión por “derecho de paso” por parte de grupos de jóvenes menores de edad, quienes les cobran entre 50 y 100 pesos para dejarlos distribuir su mercancía en las tiendas de la zona, indicó Francisco Cuevas Dobarganes.

El presidente de la Unión Industrial del Estado de México (UNIDEM) indicó que se trata de un problema que se presenta sobre todo en las zonas marginadas y altas de Naucalpan; donde las empresas habían considerado seriamente dejar de surtir.

Destacó que no se trata de bandas del crimen organizado, sino de grupos de jóvenes de entre 15 y 18 años de edad, que con armas blancas amenazaban a los choferes de las unidades, a quienes les exigían el dinero para poder trabajar.

Indicó que la respuesta de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM) ha sido muy buena para enfrentar esta situación.

Algunos elementos de la dependencia se escondieron dentro de los camiones de reparto para sorprender a los jóvenes delincuentes, a la hora de cometer el delito; con lo cual, se logró reducir la incidencia.

“Son cantidades mínimas, el problema no es el monto, sino que puede convertirse en una costumbre, además son empresas muy serias que no pueden estar dando en efectivo el dinero porque ellos manejan todos los egresos con recibo, todo perfectamente transparente, además de que genera un precedente de un problema ilegal, que se puede convertir en una costumbre”, indicó.

Destacó que si las unidades de reparto de las empresas de comestibles dejan de entrar a esa zona, y de surtir estos productos, se estarían perdiendo los empleos y los ingresos que generan las tienditas.

Precisó que un problema similar enfrentaron hace algún tiempo en Tutitlán; y que el riesgo es que de no frenar a estos jóvenes, con el paso del tiempo se convertirán en delincuentes más peligrosos.

Por su parte, el presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) metropolitano, Arturo Beteta Del Río, señaló que el derecho de piso que bandas del crimen organizado están cobrando en municipios del Valle de México como Naucalpan, Ecatepec, Tultitlán, Tlalnepantla y otros de la zona oriente, está obligando a la migración de empresas a otros estados o países en busca de una
mayor seguridad.

Redacción: Leticia Ríos/Corresponsal / heraldodemexico.com.mx