“En Chimalhuacán estamos a favor de la modernización del servicio de energía eléctrica; sin embargo, no permitiremos acciones arbitrarias por parte de la Comisión Federal de Electricidad que afecten a vecinos de diversas zonas del municipio”, indicó la alcaldesa Rosalba Pineda Ramírez luego de que trabajadores de la CFE, acompañados por más de 300 elementos de la policía estatal, intentaron realizar cortes al suministro de energía en el barrio Talabarteros sin previa notificación a los particulares.

La alcaldesa explicó que personal de la empresa federal retiró el cableado y medidores de energía en diversas calles de la parte baja del territorio local argumentando diversos trabajos de modernización del servicio.

“Estamos exigiendo que estas acciones se realicen de forma coordinada, ya que cientos de familias se quedan sin luz de forma repentina y con la incertidumbre de no saber cuándo volverán a tener el servicio en sus hogares”.

Tras reunirse con vecinos inconformes de colonias ubicadas en la parte baja del territorio local, la munícipe hizo un llamado a la población a denunciar este tipo de prácticas por parte de la CFE.

“Somos un gobierno que trabaja unido con la ciudadanía y por eso exigimos que las labores de modernización se realicen de forma programada y con previa notificación a fin de evitar el menor número de zonas sin energía eléctrica, ya que esto representa un problema de inseguridad en calles poco iluminadas”.

Acompañada por síndicos y regidores, Pineda Ramírez detalló que la policía municipal intensificará sus recorridos de vigilancia a fin de evitar que la CFE retire medidores, transformadores, postes, y cableado con acciones intimidatorias.

“No dejemos que nos sorprendan, pueblo y gobierno organizado haremos valer nuestros derechos.”

Redaccion: canal6tv.com.